domingo, 31 de diciembre de 2017

El mal no existe y es más bueno que malo

Hubo un tiempo en que el pensamiento religioso estaba metido en todo, al grado en que tenía ingerencia en los gobiernos de los países, y sobre todo en la mente de las personas. Esa época la conocemos como Edad Media, y el movimiento filosófico que emergió de ella, digamos, se llamó Escolástica.

En esos tiempos, el pensamiento religioso hacía todo con tal de demostrar la existencia de Dios y probar su perfección a como diera lugar. ¿Cómo conciliar entonces el mal con la creación divina, tan llena de bondad y perfección dada la calidad extraordinaria de su Creador?

Crestomatía: https://aminoapps.com
Como buenos defensores y custodios de la religión y de Dios, los escolásticos llegaron a las siguientes conclusiones:
  1. El mal no existe, y
  2. Lo que conocemos como mal es ocasión del bien.
¡Pro pudor!1, como decían los romanos. Pero veamos en qué sentido la escuela2 afirmaba tales cosas:
  1. El mal no existe puesto que no tiene ser en sí mismo, tal como sí lo tiene una manzana o una pelota, que una y otra sí son algo. El mal era, por el contrario, una carencia del bien, y como tal, no tenía ser. Es decir, no era algo, sino la carencia de algo.
  2. El mal como ocasión del bien se entendía en el sentido de que los vicios de los hombres son causa indirecta de cosas buenas: los borrachos que pierden su humanidad en el alcohol alientan la industria vitivinícola y cervecera, y con las ventas obtenidas no sólo la industria crece sino el erario público mediante los impuestos a dicho comercio, y con ello el Estado tiene mejores reservas para construir escuelas y servicios a la población. El vicio de los borrachos, sin querer, promueve la salud pública. Y justo lo mismo se dice de quienes frecuentan prostíbulos, de quienes se drogran, de quienes compran armas para matar a sus hermanos, etcétera, etcétera.
Crestomatía: http://felispipe.blogspot.mx
El problema con estas cosas sostenidas por los escolásticos, es que:

  1. Tal pareciera que la escolástica intentaba minimizar la presencia del mal en el mundo argumentando su falta de ser. Pero aunque el mal en verdad no sea otra cosa que carencia del bien, no por ello deja de ser algo terrible, seco y muerto que mata, hiere y sangra; y que independientemente que tenga o no tenga ser, el mal sigue siendo justo la misma cosa en su calidad negativa.
  2. Aunque siempre fuera cierto que el mal es ocasión del bien (cosa que habría que demostrar), lo cierto es que muchas de las cosas malas que nos suceden en este mundo no son buenas para quienes las sufren (pongamos por caso a personas de bien que son asesinadas). En estos casos, el bien que pudiera derivar del asesinato podría quizá mostrarse en otras personas o en futuras generaciones, pero definitivamente no en la víctima muerta. Y dadas estas circunstancias, hemos de concluir que en el mejor de los casos el mal no está aquí para devenir siempre en cosas buenas sino sólo en ocasiones. Y en las ocasiones en que no, tendremos que bajar la mirada y pensar que Dios puso al mal en el mundo para otra cosa distinta que hacernos felices y mejores personas.





1 Significa: ¡qué desvergüenza!
2 Escolástica viene del griego σχολαστικός que significa: aquel que pertenece a la escuela.

domingo, 24 de diciembre de 2017

El hombre mejor que Dios

Siempre he tenido un organismo que sin importar lo que le dé de comer, quema grasa y calorías tan eficazmente como si fuera una máquina nueva recién aceitada. Mi organismo no engorda nunca e incluso quema calorías estando sentado o acostado. Otras personas no pueden decir lo mismo, que no metabolizan su grasa y calorías pero ni corriendo 3 maratones al día. Los seres humanos como yo, evidentemente, no tienen ningún mérito por ser delgados: si somos esbeltos no es gracias a seguir un régimen alimenticio tal que nos lleve a la consecuencia feliz de un cuerpo sano y grácil, sino simplemente a que así somos.

Crestomatía: https://goodmenproject.com
Uno siempre se maravilla de que haya personas tan desenvueltas frente a una cámara fotográfica o delante de un micrófono, que no hacemos más que halagarlas por ello. Les hacemos apología porque nosotros, por el contrario, somos bastante torpes para hacer lo mismo.

Pero, un momento, ¿por qué halagamos a una persona por ser como es si lo que es no es producto de ningún esfuerzo? Si una mujer es hermosa de nacimiento, ella goza de una belleza que no es consecuencia de ningún mérito; y lo mismo podemos decir de toda clase de cosas que somos o tenemos sin que tales bienes nos hayan costado un solo pelo de trabajo, porque están en nosotros sin ningún cultivo, como los hongos que nacen solos en todos lados sin que nadie los llame.

Crestomatía: http://www.motivateyourpassion.com
Por tanto, quienes por derecho deberían ser objeto de halago son, por contra, quienes no nacieron como son; y que son como son gracias a su esfuerzo y lágrimas, cosas que las personas que nacen siendo como son, no conocen ni advierten nunca. Tal como pasa con los hijos de los ricos, que nacen llenos de oportunidades: en ellos, pocas cosas son dignas de elogio ya que no tienen que hacer mucho para lograr una vida estable y exitosa. Obviamente la cosa es otra cuando los pobres dejan de serlo o acceden a la clase media, o incluso si llegan a ricos.

Ergo, se entiende por qué en cierta época del pensamiento humano, algunos pensadores llegaron a decir que los hombres eran mejores que Dios; ya que ellos llegaban a ser lo que eran gracias a sí mismos, lacerándose las manos y pies y muchas mutuamente para lograr la civilización, el pensamiento, la ciencia y el resto de perfecciones adquiridas; mientras que Dios llegó a ser lo que es sin pena y, por tanto, sin gloria. Él, Dios, en consecuencia, no merecía halagos por ser bueno, ni sabio ni fuerte.

domingo, 17 de diciembre de 2017

Mi terrible experiencia con la Policía Federal

Hace unos años trabajé como revisor en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Un revisor es el encargado de inspeccionar tanto a los pasajeros como a su equipaje, con el fin de evitar que transporten cosas ilegales.

Crestomatía: http://www.laprensa.mx/notas.asp
Un buen día mi jefe inmediato se acercó a mi lugar de trabajo y mientras señalaba con el dedo en dirección de dos de sus jefes, los cuales estaban acompañados de otras dos personas que yo no conocía, me dice que me presente con ellos. Eso hice. Al llegar con ellos me indicaron que los siguiera. Salimos en dirección a las instalaciones donde los revisores guardábamos nuestras pertenencias. En el camino pensé que la cosa se relacionaba con el hecho de que había yo tomado la costumbre de faltar continuamente al trabajo y que muy probablemente se habían cansado de mí y era quizá hora de terminar la relación laboral.

Justo antes de llegar a las instalaciones mencionadas nos detuvimos en el patio, enorme como se pueden imaginar. Los dos desconocidos comenzaron a hablar directo con mis superiores indicándoles el motivo por el cual estábamos todos ahí. Me iban a llevar detenido porque era presunto responsable de un crimen relacionado con la delincuencia organizada.

En el post anterior escribí mi experiencia con la sola idea de ser inculpado falsamente por las autoridades. Bueno, pues en el AICM no se trató de ninguna idea, era la realidad, me estaban inculpando, me estaban asociando o queriendo asociar con un crimen de verdad.

Crestomatía: http://www.xeu.com.mx
Uno de los federales me esposó. Yo estaba congelado. No dije una sola palabra, nada, como si todo eso fuera un terrible sueño, uno de esos en los que por alguna razón no puedes golpear a tus agresores, uno de esos donde no te puedes mover ni correr ni nada. Se ubicaron los federales uno a cada lado mío y sujetándome de los brazos me llevaron hacia la salida principal, aquella por donde salen los pasajeros no los proveedores ni trabajadores.

Justo en la entrada del AICM estaba estacionada una camioneta, Suburban, según recuerdo. Me subieron y uno de los federales condujo a toda velocidad como si nos estuviesen persiguiendo. De pronto una patrulla se puso enfrente y no nos dejaron pasar; pensé que me estaban secuestrando y que la policía de la Ciudad de México de alguna manera milagrosa había llegado a salvarme. "Por favor, que la policía me baje y me saque de este embrollo", me dije a mí mismo. El federal se bajó, intercambió 3 palabras con la policía y ésta se hizo a un lado. Mis captores retomaron nuevamente el camino. De inmediato me comenzaron a mostrar una serie de fotografías preguntándome a quiénes de ahí conocía. No conocía a nadie. Las fotografías eran del aeropuerto.

Yo sólo pensaba que ojalá la camioneta se dirigiera a una institución gubernamental y no a un lote baldío. Estaba seguro que si me llevaban a las oficinas de una institución del gobierno todo se iba a aclarar porque no era yo ningún criminal, y en verdad esperaba llegar a tales oficinas y no comenzar a ver despoblado, porque en este último caso probablemente me habían confundido con otro e iban a matar.
Crestomatía: https://www.elpuntosobrelai.com
Finalmente llegamos a las oficinas de la que entonces se llamaba Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO). Ahí me explicaron todo: dos de mis compañeros revisores estaban coludidos con un pasajero para que éste pasara sin ningún problema con una maleta atascada de dinero. Me mostraron un video del momento en que uno de esos revisores delincuentes parecía haberme dicho algo a mí. Si la SIEDO fue por mí fue para asegurarse que yo no hubiera tenido nada que ver con ese crimen.

El cuento es bastante largo, pero, y ya para terminar, les digo que me dejaron ir como a eso de la una de la mañana del día siguiente, pero no antes de que me carearan con uno de los dos revisores que al parecer habían capturado recientemente. Era una chica. La recuerdo bien, lloraba por el asunto en el que estaba metida. Me miró de frente y los federales le preguntaron si me conocía. Ella contestó que no. Estaba destrozada, iba a parar años en la cárcel por una tontería como esa.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Email falsos de PGJ

Hace unos años tenía la costumbre de buscar fondos de pantalla para mi computadora, wallpapers que iluminaran mi escritorio y motivaran mi trabajo diario. Si estos fondos hubiesen tenido como temática la naturaleza salvaje o los autos, nada tendría hoy que escribir aquí, pero la temática fue más bien el contenido adulto.

Crestomatía: http://www.rentacine.com
Cuando se explora en internet por pornografía lícita, cosas normales como imágenes de mujeres desnudas, los buscadores de alguna manera encuentran el modo de dirigirte a lugares con contenido que uno no busca, como sitios de pedofilia u otras cosas igualmente desagradables.

Existen sitios xxx que hacen ver a las actrices porno como si fuesen menores de edad, aunque realmente son mujeres adultas que, por trabajo, se prestan a ese juego fetichista. Puesto que ya tenía conocimiento de sitios como estos últimos, una vez accedí a un website que me pareció ser de la misma clase; pero una vez ahí, pensé que o bien ese website había hecho un muy buen trabajo maquillando a las mujeres para hacerlas ver como menores de edad, o bien esas mujeres eran realmente menores de edad. Ante la duda, abandoné el lugar y cerré la ventana de inmediato, intentando no infectarme de nada.

Días o semanas después recibí un email de la Procuraduría General de Justicia en el que se hacían patentes datos que parecían identificarme, como la IP de mi computadora, mi ubicación y el navegador desde el cual había yo accedido a un sitio de pornografía infantil. ¡Oh, Dios!, mis ojos nunca se abrieron tanto como ese día ante la negra sorpresa a la cual me enfrentaba en ese momento. El correo comenzó a hablar de cárcel y de consecuencias penales, y para ese momento mi corazón ya palpitaba como una pelota que no para de rebotar.

Entonces me dije: "¡Yo no voy a ir a la cárcel, yo no!"; y comenzaron a pasar toda clase de ideas insanas por mi mente, como que la polícia estaba a 3 segundos de tocar a manotazos la puerta de mi casa para determe; y continuaba repitiéndome una y otra vez: "¡Yo no voy a ir a la cárcel, yo no voy a ir a prisión!", como si en verdad hubiese cometido un delito.

Crestomatía: https://3deep5me.wordpress.com
Mi locura llegó a tal grado, que en mi cabeza entró la idea del suicidio: yo prefería mil veces morir que ir a parar a una prisión mexicana donde seguramente terminaría como carne desecha, sin humanidad, sin dignidad.

De pronto, no sé cómo, en un momento de tenue lucidez comencé a ver cosas raras que antes no veía, que increíblemente no percibía: como que algunas palabras estaban en inglés, o como el hecho de que el Estado me pidiera hacer un depósito en un OXXO si en verdad yo quería evitar este terrible embrollo.

Finalmente, después de 5 minutos de terror pánico, de un miedo paralizante, caí en la cuenta que ese mensaje era una tontería, una farsa, una extorsión.

Todos tenemos miedo y está bien, es normal. Pero lo que no puede pasar es que ese miedo nos ofusque la mente al grado extremo y estúpido en que me pasó a mí, que si bien mo me orilló a realizar ninguna tontería, sí me hizo pensar muchas.

domingo, 3 de diciembre de 2017

La reencarnación, muy probablemente sólo es un cuento chino

¿Volver a nacer? ¿Pero por qué? A ver, veamos esto con ojos un poquitín más acusiosos. Antes de afirmar o negar la existencia de la reencarnación, ésta presupone varias cosas bastante espinozas. De buena gana, uno podría pre-aceptar una cosa espinoza de vez en cuando, como a Dios, pero aceptar 2 ó más a la vez, es ya presuponer demasiado.

Reencarnar presupone:
  1. La vida después de la muerte
  2. La existencia de un mundo espiritual
  3. Un principio que establece las reglas de la encarnación
Crestomatía: http://elvasomediolleno.guru
Es decir, al creer en la reencarnación concedemos que el alma o espíritu humano sobrevive a la muerte; que el espíritu permanece un tiempo indeterminado en un lugar hasta que renace en otro cuerpo; y que, finalmente, hay algo ahí (quizá Dios) que establece las leyes que regulan dónde y cuándo el alma ha de volver a nacer.

Uno podría comenzar a dudar del renacimiento cuando éste presupone que la mala conducta de una persona la hace acreedora, a modo de castigo, de reencarnar en otra persona con un destino lleno de fatalidades y pobreza, o incluso de reencarnar en un animal horrible, como una rata, carente de toda conciencia.

Crestomatía: http://forosdelavirgen.org
Si la reencarnación tiene como principio el castigo o el premio por las acciones cometidas en una vida, ¿qué sentido tiene castigar a una persona cuando ésta no tiene ni la menor reminiscencia de conciencia de por qué está siendo castigada o premiada?

Yo, por ejemplo, no tengo ningún recuerdo que me haga sospechar siquiera que he vivido otra vida además de la que tengo actualmente, y estoy seguro que la mayoría de la gente está en mi misma situación. En este contexto, suponiendo que varios de nosotros hemos reencarnado en nuestras vidas actuales, hemos sido castigados/premiados por cosas que no reconocemos haber hecho, como cuando se castiga a un perro por haber orinado la alfombra, pero 3 horas después: el perro ni idea tiene de por qué está siendo castigado. En este aspecto, ¿tiene sentido, en verdad, tiene sentido la reencarnación si al renacer se nos quita toda la conciencia de nuestra vida anterior?

Lo dejo ahí para comenzar a charlar, no sean tímidos, hablen, comentemos este tema.

domingo, 26 de noviembre de 2017

El gobierno mexicano tiene miedo a la delincuencia

Ustedes recordarán una charla entre Donald Trump y Peña Nieto, en que aquél le dijo a éste que si el Gobierno mexicano no podía enfrentar a la delincuencia organizada, ellos (los estadounidenses) podían hacerse cargo, ya que ellos no tenían miedo.

Crestomatía: http://www.eluniversal.com.mx
Esto desató una polémica aquí en México, y no se podía creer cómo el presidente Peña podía mostrarse tan cobarde y timorato frente a Trump. Pero más allá de esto, veamos el asunto por otro lado. Hace unos días Carmen Aristegui en su noticiero online, presentó un reportaje relacionado con el crímen organizado que había tomado el control total del estado de Cohauila. Se presentó un video donde Ariel Dulitzky dijo literalmente que las autoridades de seguirdad mexicanas de ese estado habían declarado que no podían entrar a buscar desaparecidos a ciertas zonas porque eran muy peligrosas.

Crestomatía: http://hazmeelchingadofavor.com
Por más que la figura de Donald Trump parezca chocante y desagradable, hay que admitir que algo hay de razón en la conversación que tuvo con Peña Nieto en esa ocasión, a saber, que el Gobierno mexicano es débil, y que en vez de perseguir a la delincuencia hasta el fin del mundo para presentar a los culpables ante la Justicia, prefiere dar la vuelta de regreso justo en la esquina, donde la calle ya no tiene luz y comienza a verse medio feo.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Mi perro muerto

Alrededor de las dos de la tarde del viernes pasado entré a la sala, volví la vista a mi izquierda y encontré a mi perra acostada en su cama junto al sofá. Llevaba ahí postrada casi un mes completo.

Crestomatía: http://adopcionesperu.blogspot.mx
Inmediatamente entré a la cocina y me preparé algo de comer. Al regresar a la sala-comedor mi perra alzó su débil cabeza y me vió, como poniendo atención en lo que yo hacía. Fui directo a encontrarla y darle unas palmaditas en su cabeza flaca, carcomida por la enfermedad. "Hola", le dije, y ella, como habiendo obtenido lo que deseaba, posó su cabeza nuevamente en la cama.

La dejé descansar y regresé a comer. Al terminar volví con Guagüita, mi perra de trece años de edad. Acaricié su cabeza otra vez y me di cuenta que sus ojos no parpadeaban más. Seguía viva, respiraba aún, pero sus ojos habían dejado de moverse.

Crestomatía: http://www.zonaviajero.com
Casi toda la familia alcanzó a despedirse de ella mientras aún vivía. Cinco horas después finalmente se apagó la luz de sus ojos, y no volvió a respirar más. No la vi morir, yo llegué poco después, encontrándola sobre su cama, húmeda por la sangre enferma que su estómago devolvió antes de fallecer.

Ahora yo pienso, quiero pensar, que Guagüita se despidió de mí cuando ese día yo fui a comer y ella levantó su cabeza para mirarme. "Adiós", me dijo; y yo, sin saberlo, le contesté: "Adiós, adiós", con esas palmadas que le di en su cabeza de abuelita.

Yo aún no tengo muertos, personas quiero decir. Pero la muerte de mi perra me conmovió terriblemente...

domingo, 29 de octubre de 2017

Las limitaciones de Dios

¿Dios puede crear una piedra tan pesada que ni él mismo pueda levantar? Ésta es una pregunta cerrada y por tanto admite sólo dos posibles respuestas: o no. Cualquiera que sea la respuesta que elijamos nos conduce al entendimiento de que Dios no lo puede todo: o sí puede crear esa piedra pero no es tan fuerte para levantarla, o bien no puede crearla y entonces no es omnipotente.

Crestomatía: https://turmarion.wordpress.com/
Esto de arriba es un clásico dilema de los ateos contra Dios, y nos da aquí entrada para hablar un poco más sobre este tema que nos apasiona, La Divinidad, que desde donde lo vemos nosotros, si existe, parece estar tan alejada de nuestro mundo como nada podría estarlo jamás.

La gente que cree en Dios normalmente piensa que el Señor lo puede todo y que por donde quiera que se lo mire sólo hay perfección e infinitud. En este sentido el catecismo que esas personas han recibido durante la infancia, ha hecho un muy mal trabajo, pues en toda la historia del pensamiento cristiano incluso los mismos filósofos creyentes han atribuido una buena lista de cosas que Dios no puede hacer, y que a pesar de considerarlo perfecto en su ser, le atribuyen tales limitaciones:
  1. Hacer coincidir cosas contradictorias
  2. Hacer el mal
  3. Evitar el mal
  4. Volver el pasado
No todos los pensadores coinciden en las cosas que Dios no puede hacer, pero sin duda las anteriores son algunas de las más populares. A continuación van unas notas interesantes sobre cada uno de estos puntos.

Crestomatía: https://opinionator.blogs.nytimes.com
Coincidir cosas contradictorias. Ni Dios mismo puede hacer que una cosa sea y no sea al mismo tiempo y en el mismo sentido, como que tú estés aquí y ahora y no estés aquí y ahora.

Hacer el mal. A Dios siempre se le atribuye una bondad moral infinita, con lo cual se quiere decir que es incapaz de experimentar pasiones negativas como el odio y la traición. ¿Pero si Dios es incapaz de hacer mal, de dónde sale el mal? En este sentido, es posible concluir que Dios mismo es su origen y principio. Con esto no queremos decir que Dios desee la existencia del mal con motivos torcidos, sino simplemente que sin el Señor nada existe, ni siquiera el mal. El mal, por consiguiente, tiene sentido y un fin en este mundo; por lo que debemos entender que Dios necesita que el mal esté presente en la vida de cada uno de nosotros. George Berkeley (el padre del idealismo filosófico), por ejemplo, nos dice que Dios mismo puso al mal en el mundo como condición de la felicidad humana, ¡nada más y nada menos!

Evitar el mal. Existen algunos otros pensadores, como Hans Jonas del cual ya hemos dicho algo en este otro post, que aún siendo perfectamente creyentes y hombres religiosos, entienden que ni Dios mismo con toda su fuerza, puede evitar las cosas malas en nuestro mundo humano. Por ejemplo, Wolfgang Borchert que ciertamente no es un pensador sino un literato, en su obra más famosa puso las siguientes palabras en la boca de Dios: ¡Porque no me queda otro remedio! ¡Se tirotean, se ahorcan, se ahogan, se asesinan! Hoy cien. ¡Mañana, cien mil! ¡Y yo…, yo no puedo remediarlo! Borchert termina diciéndonos con palabras más fuertes:
No puede dejarse morir a los hombres sólo por una palabra vacía de sentido… Los muertos…, ésos no contestan. Ni Dios tampoco. Pero los que viven, preguntan.

Volver el pasado. Este es un tema muy interesante. A quién no se le ha ocurrido la idea de volver al pasado, de regresar a él y cambiar cosas. Recuerdo ahora un artículo de filosofía de la ciencia publicado hace tiempo, del que desgraciadamente no recuerdo su autor, pero en el que se trataba precisamente este asunto, en el cual se concluía que el viaje al pasado no era una locura y por el contrario era lógicamente posible1.

En conclusión, aún cuando el concepto de Dios esté definido precisamente por la perfección e infinitud, aún así los mismísimos pensadores no dejan de atribuirle a Dios ciertas carencias y limitaciones. Así que, a partir de ahora, seremos un poco más moderados en nuestros discursos a la hora de hablar de Dios (si creemos en él, desde luego), y no caeremos en el dicho facilote y tonto de decir que Dios lo puede absolutamente todo sin restricciones.





1 Lógicamente posible significa no necesariamente falso.

domingo, 22 de octubre de 2017

Pasiones igual a imperfección

Una persona común como cualquiera de nosotros pensaría que las pasiones humanas evidencian cierta perfección, en cuanto nos azuzan para lograr metas y los objetivos de nuestra vida.


Pero las pasiones representan justo todo lo contrario, a saber, imperfección y finitud. Las pasiones nos muestran siempre todo aquello de que carecemos, que no tenemos y que nos hace falta. Es por ello que nos animan a buscar cosas, dinero, mujeres, vivienda, trabajo...

Crestomatía: https://filosofia.laguia2000.com
Es por ello que, dicen los pensadores de todos los tiempos, Dios no tiene pasiones, que no ama ni es bueno. Claro, no en el sentido en el que amamos y somos buenos los seres humanos.

domingo, 15 de octubre de 2017

Disco duro muerto, ¡y sin servicio de nube!

Hace unas semanas experimenté algo que me hizo perder la razón por un instante: el disco duro de mi computadora parecía haber fallecido, así nada más, sin avisar, sin quejarse, sin gemir.

Crestomatía: http://www.mdzol.com/
Como nunca me había pasado algo semejante, jamás lo preví y nunca hice nada para evitar o disminuir los posibles daños en caso que se diera un acontecimiento tal. El disco duro contenía todos mis proyectos laborales y algunas cosas personales. Todo parecía haberse perdido. ¿Backups? ¡No, no tenía nada, casi nada! Como no contaba con respaldos, experimenté algo así como un The Walking Dead personal, es decir, mi mundo se acabó de un día a otro, y de pronto me encontré con un mundo sin luz eléctrica, sin servicios, nada, nada de nada.

Pasé muy mal los primeros días después de esta penosa situación, incluso un día no pude dormir pensando en cómo había pasado esto, y sobre todo cómo podía yo revivir a un muerto. Después de muchas horas me hice a la idea de que esta pérdida había llegado para quedarse, y fuinalmente me obligué a buscar el lado bueno del asunto.

Crestomatía: http://www.mujeresdeempresa.com
Como era de esperarse, juré que algo así no podía volver a suceder; y desde entonces empleo dos servicios de almacenamiento en la nube para tener respaldos automáticos de mi información.

Posdata: intenté arrancar el disco duro dañado infinidad de veces, no sé, muchas, y milagrosamente una de ellas funcionó. Así que pude recuperar toda mi información. Después de salvarla, y sólo en ese entonces, dije: ahora sí, descansa en paz.

domingo, 8 de octubre de 2017

¡Y por qué no caminar por la izquierda?

La Ciudad de México está llena de señalizaciones sobre el modo en que debemos conducirnos, con el fin de establecer orden y no caer en el caos. ¿Han estado ustedes en medio de un tráfico pesado en el que ya nadie atiende los semáforos, atorados, infelices todos, en donde nada se mueve ni pa' delante ni pa' atrás? Bueno, pues para eso sirven los semáforos, las flechas, los postes, los carteles, etc: para evitar semejantes atolladeros.

Crestomatía: https://line.do
Como ustedes saben, mis conciudanos, muchos de ellos, a discreción deciden o no respetar los señalamientos, pasarse
semáforos o circular sobre carriles prohibidos, como los animales que defecan y orinan donde les nace la necesidad, sin importar reglamento ni ley algunos.

Podríamos aventurarnos a afirmar que esas personas poco educadas (por ejemplo aquellas que se saltan un semáforo) sin embargo sí entienden que su conducta es ilegal, y que un semáforo en rojo significa no pasar, no cruzar, abstenerce. A estas personas, que saben lo que hacen, deberíamos amarrarlas a un árbol, desnudas, sin ropa, exponiéndolas al resto de la población, intentando con esto educarlas y educar al mismo tiempo a sus conciudadanos. De otra forma se consigue justo lo que se tiene hoy día: personas que trasgreden los reglamentos de la ciudad y que, en la mayoría de los casos, no reciben ni siquiera una amonestación verbal, nada, y en el peor de los casos una multa que pagan con una sonrisa socarrona en el rostro.

Crestomatía: https://www.youtube.com/watch?v=CD3olhKJvK4
 Pero existen también los casos increíbles en que la gente trasgrede los reglamentos por ignorancia, como en el caso de caminar por la izquierda. La ciudad entera está llena de señalamientos relativos a circular por la derecha. En el Metro, incluso, hay flechas en el piso para dirigir nuestro andar; flechas con del color más chillante que podríamos encontrar. ¿Y qué es lo que pasa? La gente, mucha, extrañamente no ve esos señalamientos y camina justo expresamente por donde se le indica que no se meta.

Hace no mucho tuve la oportunidad de charlar con una persona de este asunto, y recibí de ella una respuesta que no me esperaba: Yo no sabía que se tenía que caminar por la derecha. ¡No sabías, no sabías? ¡Si la ciudad entera está llena de indicaciones para que camines por la derecha, siempre, y que si quieres rebasar, sólo en en este caso, utilices tu izquierda!

Este poco entendimiento de mis conciudadanos, que no es imprudencia ni maldad sino auténtica torpeza para entender las cosas, es la causa de que moverse en la ciudad sea poco más o menos que complicado. He ahí expuesta una cosa más que añadir a los innumerables defectos de la población mexicana1.



1Por aquí, en este otro post, puedes leer un poco más de lo que hemos escrito acerca de esos contras inacabables de los habitantes de este país (México).

domingo, 1 de octubre de 2017

El cochinero que se destapó con el terremoto en México

Antes del reciente terremoto del 19 de septiembre de 2017, los medios de comunicación ya nos herían los sentidos con la propaganda dirigida a enorgullecernos de este país, México. Como lo hablamos en otro post, la causa de tanta propaganda no es otra que la ruinosa situación de la nación.

Ahora bien, si antes del 19 de septiembre ya nos tenían hartos con esa peste publicitaria, después del 19 la propaganda se ha exacerbado hasta el verdadero cansancio. Ya no sólo es el gobierno federal con sus spots publicitarios, sino la iniciativa privada, el gobierno estatal y los medios de comunicación.

Crestomatía: https://heraldodemexico.com.mx
Un argumento ad nauseam consiste en repetir la misma cosa una y otra vez con el fin de convencer a nuestro auditorio no con la fuerza de la argumentación, sino con la repetición incansable de la misma cosa, hasta el hartazgo, hasta las nauseas.

Crestomatía: https://www.vice.com
Todos tenemos noticia de las cosas espantosas que suceden a diario en este país: muertos, estupros, felonías y mil setecientas cosas peores, dignas de una sociedad seca y perdida. Tras los terribles sismos de este aún septiembre de 2017, que han dejado hasta la fecha más de 300 fallecidos, esas cosas peores de las que hablamos han brotado como piojos en la cabeza sucia de un animal:
  • Los cargamentos de ayuda no siempre llegan a los damnificados, se pierden o desvían en el camino
  • Violan a una chica que intenta llevar víveres a la gente afectada
  • La iniciativa privada lucra descaradamente con las consecuencias del terremoto
  • Los medios de comunicación, Televisa, encargándose de enfocar la atención durante días en una niña que terminó no existir, engañando a medio mundo, lucrando con la muerte y el desastre el sismo
  • Escuelas con penthouses ilegales
  • Escuelas y apartamentos que nunca debieron existir según el reglamento oficial de construcciones
  • Edificios construidos con materiales de quinta
  • Constructoras y autoridades corruptas.
...y justo en medio de este cochinero, desvergonzadamente nos venden las frases huecas de México es fuerte y México valiente y generoso, que mis conciudadanos, ingenuos y torpes como animales, nunca se atreven a poner en duda.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Terremoto en México, predicciones e ignorancia

Después del movimiento telúrico del pasado 19 de septiembre (desgraciada coincidencia con la fecha del terremoto de 1985), saltan por todos lados las recomendaciones sobre la idea de no creer en quienes predicen terremotos en próximas fechas.

Crestomatía: http://www.sopitas.com
De hecho, esas predicciones no son cosa de ahora. Desde hace mucho tiempo hay gente que por la razón que sea, afirma que un sismo se avecina y que destruirá toda la ciudad, todo el país e incluso el mundo entero.

Que los medios de comunicación aclaren y se esmeren en difundir la idea de que tales predicciones son una total falsedad, es una clara muestra del nivel educativo de la población mexicana, paupérrimo, pobrísimo como nada en el mundo.

Crestomatía: http://www.mundotkm.com
Así las cosas, nadie se extrañe de por qué el gobierno hace todo lo posible por mantener en la ignorancia al grueso de la población: un pueblo ignorante no tiene medios de reclamar nada, de alzar la voz ni de manifestarse..., un pueblo ignorante cree en lo que sea, lo cual incluye predicciones alarmistas de terremotos que se avecinan y desde luego en la voz de la televisión pública, auténtica formadora del criterio y prejuicios de los mexicanos.


El gobierno mexicano está pero feliz y muy a gusto liderando sobre hombres con mente de niño, y para mantener a la población en ese estado infantil se ha visto en la necesidad de recurrir a medios desgraciados como el de asignar un presupuesto altísimo a la educación pública y mover de tal manera las cosas, que la educación sea de las peores del orbe. Lo cual culmina, evidentemente, no sólo en un pueblo sin cabeza, casi como un animal, sino en un pueblo pobre y mendigo.

domingo, 17 de septiembre de 2017

El cielo seguro es tan malo como la tierra de los vivos

Demos por hecho que existe la vida después de la muerte, no se hablé más..., y para ir a donde queremos, demos también por cierto que nuestro espíritu de algún modo va a parar a un cielo, nada más y nada menos que frente a la presencia de Dios.

Crestomatía: https://www.paraloscuriosos.com
Según la teología cristiana (pensando de un modo que no pretende ser erudito ni exegético), a excepción de unos casos, todo mundo va a parar a ese lugar.

Si no sucede nada fantástico durante o después de la muerte, nuestro espíritu, es decir, nosotros mismos, seguiremos siendo justo y exactamente los mismos que cuando estábamos vivos, a saber, espíritus que traen consigo ideas intolerantes y violentas, espíritus insidiosos, que traicionan, que humillan... Y así como somos, seres descompuestos, auténticos detritos humanos, nos vamos a parar frente a Dios, y éste nos ofrecerá un lugar en el reino de los cielos.

¡Pero qué desvergüenza es ésta! ¡Ofrecer el reino celestial a animales sin honor como nosotros!

Crestomatía:http://hermandadblanca.org
¿Qué clase de Dios puede permitir a seres como nosotros entrar a su reino? Por más lleno de bondad que tuviera en el corazón, es un auténtico despropósito trascender al hombre en el cielo. El cielo, por tanto, no debe ser ningún paraíso. El cielo en este sentido no debe tener mucha diferencia con la Tierra de los vivos: un lugar donde los hombres se traicionan y humillan todo el tiempo, donde se discriminan y faltan a su palabra, igual, igualito que en el mundo de los vivos sólo que allá no habrá forma de escapar para salir de nuestro dolor, porque ya no tendremos cuerpo.

Crestomatía: http://elhorror.com.mx
¿Que al llegar al reino de los cielos seremos purificados de toda suerte de vicios? Esta fantasía teatral no entiende que al purificar los espíritus, éstos serían despojados de gran parte de lo que son, y por tanto debemos entender que la condición que los espíritus humanos debemos cumplir para acceder al reino de Dios, es dejar de ser nosotros mismos, convirtiéndonos en algo que no somos ni hemos sido jamás.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Las mujeres y la poca conciencia de su obesidad

Francamente me resulta muy extraño cómo algunas mujeres obran de tal modo que pareciera que se ven a ellas mismas como otras personas, y no como son en realidad.

La parte trasera de un autobús, microbus, pecero, etc., tiene espacio razonable para 4 ó 5 personas de complexión media sentadas con cierta comodidad. Pero hay mujeres, muchas de ellas con sobrepeso evidente, que solicitan permiso a los pasajeros sentados allí, para a su vez tomar asiento. Esto en el mejor de los casos, en los peores, sin pedir permiso se sientan abriéndose paso con la fuerza que les provee su cuerpo adiposo.

Crestomatía: https://m.taringa.net/
La pregunta es razonable: ¿por qué esas mujeres obran así, como si no advirtieran que no hay espacio suficiente para que siente una nueva persona, y más aún una cuyo cuerpo cuenta por dos, y, según las circunstancias, a veces hasta por tres?

Crestomatía: http://www.alamy.com
Dando vuelta la página, recuerdo una ocasión en que tuve una cita a ciegas, o más bien, medio a ciegas, porque sí conocía a la chica al menos por un par de fotografías que previamente me había compartido. En esas fotos, la chica se mostraba bastante guapa y sobretodo delgada. Pues bien, llegó el día de conocernos. Al verla no podía creerlo, la chica resultó no ser guapa ni delgada, sobretodo delgada. Es probable que llevara consigo unos 40 kilos más de los que mostró inicialmente en las fotografías compartidas.

Crestomatía: http://www.risasinmas.com
En resumen, quizá podemos concluir que muchas mujeres no tienen conciencia de su obesidad, obrando de tal modo que pareciera que no se ven a ellas mismas con sobrepeso enfermo, sino como mujeres relativamente delgadas, lo suficiente como para solicitar permiso para tomar asiento en un lugar donde difícilmente cabría una niña delgada de 9 años..., lo suficiente como para no sospechar que la obesidad no es precisamente atractiva y que seguro harán pasar un muy mal rato a su triste cita a ciegas.

domingo, 3 de septiembre de 2017

¡Viva Mecxicou!

En estas fechas festejamos nuevamente un día que hizo feliz a mexicanos como nosotros. El próximo 15 de septiembre celebramos el día en que el sargento Benjamin Roberts bajó el lábaro mexicano e izó la bandera de las barras y las estrellas en el Palacio Nacional de la Ciudad de México.

Crestomatía. http://revistareplicante.com

Por desgracia no viví yo en el siglo XIX, en el año 1847 de nuestro Señor, pero de haberlo hecho sin duda hubiera pasado por mi mente la esperanza alegre de que la tierra seca en que vivimos pudiera tener una oportunidad de progreso, formando parte de un país potente, recio, poderoso como lo es Estados Unidos.

Si todo hubiera salido bien, ¡maldita sea, si todo nos hubiera salido bien!, la bandera estadounidense continuaría ondeando en el asta del Zócalo capitalino, y no sería, hoy, una bandera extranjera, sería nuestra bandera, el lábaro de nuestro país.

Crestomatía: https://www.reeditor.com
La guerra decimonónica entre México y Estados Unidos terminó con el tratado de paz llamado Guadalupe Hidalgo, en el que México cedió la mitad de su territorio. Si nuestros compatriotas hubieran sido tan amables de ceder un poquito más, alcanzando la Ciudad de México, o de plano anexar todo el territorio mexicano, hoy no estaría sumida en la pobreza la mitad de la población, ni se darían las aberraciones políticas, económicas y sociales que se presentan en este país.

Por desgracia, no se pudo ceder más a Estados Unidos, y ellos parece que tampoco querían más, ya que de haberse anexado todo nuestro territorio hubieran tenido que cargar con toda la población que de por sí consideraban (y consideran aún hoy) bastante inferior.

Y tal vez los Estados Unidos no estén tan equivocados respecto de nuestra inferioridad: algo malo debe haber en nosotros, algo podrido y seco, que impide nuestro desarrollo económico, educativo y social.

Crestomatía: http://relatosehistorias.mx
Se ve tan lejos que la luz del progreso y la muerte de la corrupción alcancen a México, que quizá la única forma de imaginar su llegada, es leyendo La disculpa de Francisco Martín Moreno, o bien esperando una nueva guerra en que México perdiera otra vez, con la bendición de que el país invasor pudiera anexarse nuestro territorio y hacer de él algo bueno, o de menos lograr que deje de ser la poca cosa que es.

A título personal, y con esto termino, yo preferiría mil veces ver desaparecer a México como país y mirar a su población con la auténtica esperanza de una vida mejor, bajo el abrigo de la bandera estadounidense (alemana, francesa, etc), que seguir viendo a México como tal, como un país hecho pero incapaz de gobernar, incapaz de garantizar la seguridad, la economía, la educación y la mínima vida decorosa que sus ciudadanos merecemos.



Si te interesó este tema, puedes leer un poco más al respecto en Anexar México a Estados Unidos y su continuación.

domingo, 27 de agosto de 2017

Cómo combatir un problema sin combatirlo

El gobierno en México se especializa en combatir los problemas de la forma más irracional posible. Si alguien quiere saber cómo hacer para que el mundo crea que intentamos resolver un problema sin resolverlo realmente, es seguir las metodologías de acción mexicanas, tan absurdas como jamás podría pensarse.

El gobierno mexicano tiene cruzadas de combate al narcotráfico, de combate a la pobreza, a la delincuencia, etcétera, etcétera. A la sazón, las acciones para atacar dichos males se resumen en una sola cosa: combatir las consecuencias de los problemas, no los problemas.

Crestomatía: http://www.starmedia.com/
Obrar así, pensar así, es digno de un pensamiento inmaduro como el del gato que intenta alcanzar la luz que nosotros reflejamos con un espejo en el muro o contra el piso. Si el gato fuera un poquillo menos lo que es, un animal, a los 3 segundos dejaría de perseguir la luz reflejada y seguiría las huellas volviendo sus ojos a nosotros, la causa del engaño.

Pues eso mismo, el gobierno mexicano, tan incapaz como un animal, en vez de volver su vista a las causas del narcotráfico, de la pobreza y la delincuencia, persigue inútilmente los efectos de estas cosas. Y, evidentemente, así jamás logrará erradicar nada; como nunca lograremos evitar que el agua deje de escaparse de la manguera poniendo cubeta tras cubeta en vez de cerrar la llave.

Crestomatía: http://www.starmedia.com
Sin duda, es natural e inevitable contar con un cuerpo policial tal que pueda combatir los efectos de la delincuencia, por ejemplo, pero detrás de ello debe existir el verdadero combate, la verdadera lucha contra el problema: terminar con las condiciones en las que se incuban los delincuentes, a saber, la pobreza y la falta de oportunidades.

El método a seguir para llevar a cabo esta verdadera lucha, este combate que va sobre las causas y no los efectos, se llama educación. El Estado mexicano debería crear escuelas de todo tipo para todas las personas, y asegurarse de que éstas asistan. Francisco Martín Moreno lo dice bien en La disculpa: una escuela hoy es una cárcel menos mañana..., una escuela hoy, es muchos pobres menos el día de mañana.

domingo, 20 de agosto de 2017

Todo marcha bien en México

Si prendemos la televisión o el radio, no pasa mucho tiempo antes que nuestros sentidos sean halagados con comerciales patrocinados por el gobierno estatal/federal.

Crestomatía: https://mediocracia.wordpress.com
Sus anuncios siempre versan sobre hechos positivos realizados en la gestión actual, o dirigidos a exaltar el amor u orgullo por la patria.

Hace poco, mientras disfrutaba uno de esos comerciales recordé una entrevista televisiva hecha a un productor/creativo de los medios audiovisuales (creo que se apedillaba Simon -sin acento).

Crestomatía: http://www.proceso.com.mx
Ante la pregunta sobre cuál era la razón de por qué había períodos en que los gobiernos dirigían sus empeños a lanzar campañas que incesantemente intentaban instilar en los ciudadanos la idea de que las cosas iban bien, Simon respondió, palabras más palabras menos:
Es precisamente en tiempos de hambre, de pobreza, de recesión, cuando estos comerciales encuentran su mejor campo de cultivo.
En resumen, es justo cuando la población se halla en el peor contexto, cuando la ciudad se halla en los peores momentos de corrupción, etc, cuando el gobierno vende la idea de que las cosas van por buen camino y hay que tener orgullo del país (por ejemplo mediante la exaltación del orgullo patrio a través del fútbol).

Crestomatía: http://www.imgrum.org
Existe, por tanto, una relación inversamente proporcional entre la cantidad de esos comerciales al aire, y un estado de cosas podrido: a más comerciales, menos un presente halagüeño.





domingo, 13 de agosto de 2017

Dios perfecto? Bah, si todo le salió mal!

Antes de recibir comentarios difamatorios, mejor, y a modo de disclaimer, especificamos que hablaremos aquí del Dios bíblico, del Dios de los cristianos, y para no variar, hablamos en un sentido meramente coloquial, sin pretender ninguna profundidad exegética.

Por un lado, recordamos a Luzbel, es decir, al Portador de Luz, cuya perfección parecía halagar el orgullo del Señor. Pero cayó como un animal y de alguna manera pasó a ser un desterrado y el adversario de Dios, cuando paradójica e inicialmente fue concebido como la creación más amable y lograda del Señor.

Crestomatía: http://lh3.ggpht.com
Tiempo después, el Señor, sin frenar sus empeños, con la mejor de las disposiciones creó un par de muchachos, un chico y una chica, Adán y Eva, que para no variar también encontraron el modo de traicionar la palabra del Creador, con lo cual se encargaron de heredar al resto de la humanidad el pecado y la miseria.

Crestomatía: https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com
Finalmente, y para no hacer largo el cuento, y vaya que podríamos hacerlo bastante largo, podemos concluir con el objetivo de Jesús. Jesús vino al mundo esencialmente a poner un ejemplo de vida, a intentar modificar la conducta moral de la humanidad, y como podemos corroborar tras el paso de 2,000 años, su venida al mundo fue y sigue siendo poco más o menos inútil: el ser humano no se ha hecho mejor ni peor con la llegada del cristianismo.

Crestomatía: https://lh3.googleusercontent.com
En resumidas cuentas, muchas de las empresas que comenzó el Señor terminaron mal, muy mal, bastante mal. Con lo que podemos concluir que o bien el Dios que está detrás de todo este desastre es un Creador digamos algo torpe, o bien es un Dios que a propósito incluyó al mal y a la traición como elementos primordiales en sus planes. Desgraciadamente ninguna de ambas posibilidades dice nada bueno de las capacidades previsorias del Señor.

domingo, 6 de agosto de 2017

El gobierno es malo, el pueblo, peor!

Todos estamos hartos del desempeño horrible del negro gobierno que tenemos en México..., y, desde luego, tenemos toda la razón en los adjetivos oprobiosos con los que calificamos las cosas. Pero, ¿alguna vez nos hemos hecho un exámen, una autocrítica, intentando responder qué clase de pueblo somos, y si tenemos autoridad moral para señalar con tanta precisión las faltas de los otros? Porque quizá suceda que tenemos muy buena vista para hacer notar incluso las más inicuas faltas del gobierno, pero no vemos la viga que tenemos en nuestros propios ojos.

Crestomatía: http://diarioradar.com
Veamos los siguientes casos:
  1. El mercado negro de celulares robados es enorme y muy probablemente las mismas personas a quienes se los robaron son aquellas que los compran de vuelta sin saberlo, y
  2. el mercado negro de autopartes, que en principio es lo mismo que el caso anterior.
Crestomatía: http://www.eluniversaldf.mx 
Esta lista de dos elementos podría extenderse a 20, 50 ó 100 cosas horribles que suceden a diario en el país. Ustedes son personas inteligentes y por tanto entreven el hilo conductor que los une.

El leitmotiv o hilo conductor de la lista, es la conducta impropia y deshonrosa de la comunidad, es decir, del pueblo, quien provoca y causa los males que nos aquejan a todos. Lo que logran las personas torpes que compran autopartes o celulares robados, es incentivar el robo de autos y celulares en todas sus modalidades, con y sin violencia. Y el día de mañana que un delincuente te entierre a ti un cuchillo en el estómago para robarte tu celular, quien tendrá la culpa del nuevo hoyo que podrás presumir en tu vientre sanguinolento, no será el propio delincuente ni tampoco el gobierno por no trabajar en la educación ni en la seguridad públicas..., el culpable serás tú quien compra robado porque es más barato.

Crestomatía: http://www.campeche.com.mx
Si nadie comprara bienes robados, no existiría el mercado negro ni personas delinquiendo en la calle en busca de autopartes y teléfonos celulares. Y lo mismo podemos decir de la peste que se ha apoderado del Metro, los varilleros que nos deshacen los oídos con la música vulgar que comercian dentro de los vagones. Lo mismo podemos decir de las drogas y de las mil cosas más que sufrimos en este país, cuyo pueblo inútil y torpe como un animal, se constituye como el causante directo de los problemas que nos aquejan a todos.

¿El gobierno es un mal gobierno? Cierto, pero el pueblo es igual, e incluso peor.

domingo, 30 de julio de 2017

México pierde otra vez, ahora contra Jamaica

Hoy me acabo de enterar que la selección mexicana de futbol perdió otra vez, ahora contra la selección jamaiquina en la semifinal de la Copa de Oro. La verdad que el futbol en general y sobretodo el mexicano me tiene más bien sin cuidado, como ustedes habrán notado hace tiempo en un post anterior.

Crestomatía: https://www.thestar.com/
Que México haya perdido ante Jamaica no es raro, pues también ha sucedido que es derrotado por otros equipos igualmente considerados bajos y casi amateurs como Túnez, Trinidad y Tobago y otros más.

La Concacaf es probablemente la confederación de futbol que circunscribe a los países con el futbol menos competitivo en el mundo, abarcando en algunos casos a selecciones nacionales cuyos futbolistas no lo son de tiempo completo, sino que tienen empleos como los de cualquier otra persona y sólo como hobbie juegan al futbol. Creo que Jamaica es uno de estos países.

Crestomatía: http://voxpopulitam.com
Hace años, décadas ya, México era sin duda quien imponía las reglas en el campo de juego frente a otras selecciones dentro de la Concacaf. Recuerdo cuando eran comunes las goleadas escandalosas a Estados Unidos. Pero el tiempo pasó y hoy en día los peores de entre los más bajos de la Concacaf son capaces de imponerse a la selección mexicana. Esto no puede explicarse de otra forma más que el fútbol progresó en todas las selecciones nacionales de la Concacaf excepto en México, que sigue siendo el equipo que no pasa de los 8vos de final en los mundiales, el que tiene 2 ó 3 jugadores de buen nivel en el extranjero y no más..., es decir, sigue siendo un equipo estancado, como lo son muchas otras cosas en este país.

Crestomatía: https://ichef-1.bbci.co.uk
Podríamos decir más cosas oprobiosas contra el fútbol mexicano, tomando como referencia y punto de partida esta nueva derrota contra Jamaica, pero no lo haremos. Sólo terminaremos este post insistiendo en una idea que ya hemos hecho patente en otros posts: que cada uno es tan grande como las cosas que ama. ¿Idolatramos y seguimos con el corazón a la selección mexicana? Pues eso demuestra la calidad de poco hombres que somos, de personas mohínas y carentes, al tener como objeto de nuestro amor a una selección mexicana que, para no variar, no gana ni dentro de la Concacaf.